Bonsai: Ficus retusa

02 junio, 2006

Traslado

Después de unos días sin escribir nada, por fin hoy he hecho el traslado de todas las entradas de Ficus retusa y Acer palmatum a esta nueva bitácora de Blogalia. Gracias por dejarme entrar en Blogalia.

Poco a poco iré dándole un aspecto más a mi gusto. Abajo tenéis la nueva dirección.

27 mayo, 2006

La forma de los árboles

Siempre me he preguntado porqué existe la tendencia entre los aficionados a los bonsais de modelar sus árboles en plan conífera. Montones de árboles cuya forma en la naturaleza no es cónica ni triangular cuando son convertidos en bonsai se las da a conciencia un aspecto de pino más o menos. Y no es que no queden "monos" de hecho son preciosos, pero en mi opinión pierden bastante gracia. Un ejemplo:

La foto de este bonito bonsai, se encuentra en la la web de la Asociación Española de Bonsai. A simple vista parece por su forma una conífera. Sin embargo se trata de Olea europaea o lo que es lo lo mismo, un olivo precioso pero sin forma de olivo.

Sin ir más lejos, en el mismo sitio encontramos árboles mucho más interesantes, siempre en mi modesta opinión, como este precioso Ulmus parviflora (Olmo chino).

O este precioso Punica granatum (Granado):


En definitiva, creo qué, intentar que nuestro árbol adopte forma de conífera, aunque se trate de un olivo, un granado o un saunce es desaprovechar la forma propia de estos árboles que es esencialmente distinta de las coníferas. Al pino forma de pino y al a olivo forma de olivo.

26 mayo, 2006

El trasplante

Pues sigo buscando información y si no me equivoco, según lo que he leído por ahí, cuando se hace un defoliado, se aprovecha no solo para hacer una poda estructural, pinzado de puntas de ramas y alambrado, también se aprovecha para realizar un trasplante. Pero también he leído por ahí que árboles ya formados el trasplante se debe realizar cada dos o tres años, yo como no sé cuándo fue la última vez que se trasplantó mi F. retusa voy a imaginar que fue el año pasado y este año cuando haga el defoliado, no lo trasplantaré, lo haré el año que viene, porque tampoco sé si se trasplantó hace dos o más años y no conviene que el árbol "pase hambre".

24 mayo, 2006

Un poco de planificación

Como novato que soy, el cuidado de mi F. retusa, me viene un poco grande, hay cosas que no sé como hacer y cosas que me da miedo hacer. Pero después de leer y releer varias veces la guia he visto que se necesita un poco de organización. Y eso es justamente lo que yo voy a hacer ahora mismo. Hay algunos aspectos de la ramificación de este árbol que no me acaban de gustar, pero las hojas no me dejan ver bien la ramificación, así que, para no cometer tonterías voy a hacer lo siguiente:

  1. Abonar el árbol y seguir manteniendo los mínimos cuidados que hasta hoy le he suministrado. El abonado lo he hecho hoy.

  2. Esperaré hasta mediados de junio, para hacer algo que me da mucho miedo hacer: El defoliado, es decir quitar todas y cada una de las hojas del árbol cortándolas por el peciolo. Parece una locura, ¿verdad? Eso pienso yo, pero según la guía de cuidados de F. retusa que tengo, esta tarea es fundamental hacerla todos los años y para bien o para mal, me tocará a mi hacerlo este año ya que el período para hacer esta barbaridad va desde junio hasta agosto. Según he leído es fundamental para mantener la forma del árbol y conseguir hojas más pequeñas, con lo cual el aspecto como bonsai mejorará bastante. Ya veremos.

  3. Una vez hecho el defoliado, tendré que hacer un pinzado de las puntas de las ramas, para conseguir que brote en las partes traseras de las ramas.

  4. Aprovechando que el árbol estará desnudo, sin hojas, tendré que observar bien la estructara de tronco y ramas para podar aquellas no deseadas, que alguna hay.

  5. También será el momento de alambrar el Árbol si es necesario, que al no tener hojas y haber eliminado algunas ramas, será mucho más fácil que si estuviera con las hojas.

Así que por ahora a disfrutar de la preciosa vista que ofrece este F. retusa y esperar el momento del defoliado.

Acer palmatum

Pues nada, que me he entusiasmado con esto de los bonsais, y viendo por ahí montones de fotos de arce japonés Acer palmatum me he encaprichado con eso de tener uno de eso arces tan bonitos. Asi que sin pensarlo demasiado, he encargado unas semillas de Acer palmatum y he abierto un blog: http://acer-palmatum.blogspot.com para ir comentando en él todo lo que se me ocurra sobre su cultivo y cuidado.


Abono en barritas

Pues hoy ha tocado abonar el árbol, tenía por ahí tres tipos de abono: un bote de abono para geranios, en principio no creo que haya ningún problema en usar ese abono, pero no es el que he usado. También tenía un bote de fertilizante para potenciar la floración, que tampoco he usado, y unas barritas fertilizantes que se clavan en la tierra de la maceta y según dice en las instrucciones de uso, proporciona nutrientes para 100 días. Las barritas se van disolviendo lentamente y por eso duran tanto. En fin parece que tendré que olvidarme del abono por lo menos hasta septiembre.

23 mayo, 2006

Malos Tratos II: Alambres

Los alambres en los bonsais se usan para para dar forma a las ramas. Se enrollan en las ramas y de esta forma puedes torcer hacia donde quieras la rama, ésta mantendrá, más o menos, la torsión que le das gracias al alambre, sin él la rama vuelve a su estado normal. Los alambres se dejan un cierto tiempo, de forma que las ramas crecen con la forma que le has dado y pasado ese cierto tiempo se retiran los alambres. El resultado es que la rama mantiene ya la forma deseada definitivamente.




Pero siempre existen peligros, si no estás muy atento, el arbol crece tanto, que literelamente se traga los almabres, y cuando los retiras quedan marcas en el tronco de ese alambre. Se puede apreciar en la foto de arriba. Esos surcos unos más profundos que otros, son marcas de los alambres.

Ramas cruzadas

Hay una zona en este Ficus en la que las ramas están cruzadas y la verdad es que no queda muy bonito, es algo de lo que me di cuenta casi desde el primer momento. A continuación pongo una foto ilustrativa:




Se puede apreciar que hay tres ramitas implicadas en este feo cruce de ramas. Una de ellas, es la que está al fondo que es la más normal y delante de ésta hay un par de ramas que forma cada una un ángulo de 90º, son como dos codos uno hacia arriba y otro hacia abajo. Es algo que quiero solucionar y seguramente lo haré en breve, pero aún no sé cual de esas ramas en ángulo recto quiero eliminar si es que quiero eliminar alguna de ellas, quizá haya otra solución, habrá que pensarlo bien, no sea que cometa un error al eliminar alguna de ellas.

Injertos

Por la forma en que nacen las ramas principales del tronco, a mi me da la impresión que esas ramas proceden de injertos. Yo no entiendo mucho de este tema, pero creo que ese reborde que rodea a cada una de las ramas principales puede ser la cicatriz del injerto. Además el calibre de las ramas principales es mucho menor que el tronco, en mi opinión, no guarda una proporción adecuada. De todas formas insisto en que yo no soy un experto en bonsais. Aquí dejo unas fotos:


¿Quizá la gran cicatriz que hay en la foto de la derecha se debe a un injerto que no prosperó? Yo creo que sí. Si crees que estoy equivocado, te agradecería que me dijeras porqué crees eso.

21 mayo, 2006

Malos Tratos I

Solo son especulaciones sobre la vida de este Ficus retusa antes de llegar a mis manos. Posiblemente fue convertido en bonsai sin mucho cariño, un poco en plan industrial, conviviendo con otros Ficus en algún invernadero en el que cada uno de los pasos, que todo arbol que va a convertirse en bonsai debe dar, eran aplicados sin cariño ni atención por parte de la persona responsable, de forma mecánica, como quién realiza una tarea montones de veces, y al final es capaz de hacerlo con los ojos cerrados y pensando en otra cosa. Quizá mientras lo hacía hablaban del último partido Madrid - Barça o qué se yo. El caso es que a dicha persona se le fue un poco la mano al doblar una de las ramas para darle forma y en la siguiente foto se puede observar la cicatriz que dejó la rotura:


Afortunadamente, todo quedó en un susto y la rama se pudo salvar y siguió creciendo vigorosa. Quién sabe, quiza la persona responsable de este maltrato pensó: qué más da, si seguramente acabará en manos de alguien que no sabrá cuidarlo y en tres meses el árbol habrá muerto (espero que no sea así). No es el único maltrato que he observado, ya los iré comentando